EL IDIOTA

Blog por popa.

miércoles, abril 15, 2009

MUSICA: DISCOS CLASICOS

"Younger than yesterday" de The Byrds: pocas bandas se pueden jactar de que su música suena a magia, a un acto de completa ilusión que cambia (para mejor) nuestra percepción de la realidad. Una de ellas -la mejor quizás- fue, es y será The Byrds. Y dentro de su genial discografía, "YTY" destaca como la prueba mas arriesgada (la última y la "más mejor"(sic)) de unos músicos que parecían sacar cada nota de una galera imposible, de un no-lugar fértil en melodías delicadas y dulcemente extrañas (o extrañamente dulces).
En este clásico instantáneo los Byrds hacen gala de (y humillan con) un preciosismo tan sensible como ganchero y nos invitan a pensar que la música pop puede sonar irresistible sin necesidad de esgrimir como bandera y límite la rigidez estructural de la música de masas. Prueba de esto es el aparentemente azaroso ensamble de hits invencibles y puntos de fuga experimentales que recorre el disco. La estrategia es clara: que sea accesible y extraño al mismo tiempo, en otras palabras, que sea inmortal.
Desde la encantadora oda al desencanto rockero "So you want to be a rock & roll star", con histéricos grititos femeninos, trompetas ahogadas y sin estribillo (o todo estribillo!!) queda claro que estamos ante algo grande. El resto de las canciones vendrá rapidamente a confirmarlo: las irresistibles y por momentos rabiosamente beatlescas "Have you seen her face" y "Thoughs and words"; el folk-pop espacial y alienígena de "CTA 102" ; la extraña progresión armónica de "Renaissance fair", capaz de encantar a la fiera más fiera; la hermosa prefiguración de lo que será un futuro más clásico para el grupo, el bluegrass "Time Between" y el country-pop "The girl with no name"; las rupturistas "Everybody´s been burned" y "Mind games" que dinamitan el techo del folk hasta hacerlo volar en mil pedazos; y el definitivo cover de Dylan "My back pages", uno de los momentos más impactantes de la historia de la música, una alineación cósmico-planetaria mas que una interpretación, culminado con el mejor solo de guitarra que escuché en mi vida (sí, para un servidor el virtuosismo es paja musical, todos los velocistas y maratonistas de la guitarra me pueden chupar bien la pija: no me mueven un puto pelo). El final, con un aire cargado de sentidos, nos encuentra cantando una pregunta que nos incluye: "Why" reza la última canción. Todos, admitámoslo, en algún momento nos hicimos esa pregunta. Pero seamos honestos: solo algunos discos pueden responderla.

1 Comentarios:

A la/s 11:33 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Este y Notorious byrds brothers, son discos de otro mundo. Los discos de Gene Clark solistas, me gustan mucho tambien.

pd: che, da para organizar algun intercambio de films? tengo algunas gemas en divx y dvd.

Saludos!

Ray.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal