EL IDIOTA

Blog por popa.

viernes, abril 10, 2009

CINE: LET THE RIGHT ONE IN

Hay ocasiones en las que la necesidad de exorcisar (sacarse de encima) fragmentos de una película que nos impacta se vuelve apremiante. Como ecos fantasmales determinados planos (los poderosos, los que justifican toda una carrera como director o toda una vida como espectador) resuenan tan nítidos y se vuelven tan recurrentes que pronto configuran algo similar a una obsesión. Obsesión que con el correr de los días se vuelve nociva si queremos volver a ver cine: sin dudas lo siguiente deberá superarlo y esa, intuimos, no será una tarea fácil. Por si no quedo claro: me estoy refiriendo al poder residual de toda gran película, a la capacidad de perdurar en nuestra memoria, amplificando y resignificando su sentido con cada chispazo mental.

Le toca el turno, entonces, a esa maravilla sueca llamada "Let the right one in" de Tomas Alfredson.

(Nobleza obliga, la persona que me la recomendó es un amigo de la casa y acaba de abrir un blog altamente recomendable: visitenlo porque ademas de escribir muy bien, Fabian es director y guionista de cine y de esto sabe bocha. El vínculo es el de Cine Fabian Iriarte, enjoy!).

Primero lo primero: apelemos a un reduccionismo insultante y provocador y digamos que "Let.." es una película de género. Pero no de cualquier género. "Let.." es una película de un género sumamente bastardeado por hollywood: es una de terror y (el horror!!!) es una de vampiros adolescentes. ¿Asusta no?. La pregunta es ¿como levantás este muerto que apesta a la porquería mainstream de "Crepúsculo"? La respuesta se encuentra en los primeros 30 segundos del film, con ese plano de una copiosa nevada vista a traves de una ventana y con la imagen del rubio protagonista reflejada en el vidrio. O sea: silencio, noche, nieve y un reflejo fantasmal y el director ya nos metió de lleno en el clima y tono de la historia. Un tono ominoso y elegante apuntalado con lentos travellings (como de "eterna-marcha-en-la-nieve") que marcan el ritmo de la narración y asombran cuadro a cuadro, segundo a segundo.
No voy a contar nada de la historia, solo voy a señalar que la elección de la pareja prótagonica - dos jovenes preadolescentes, dos beautiful losers - es argumental y tematicamente irrepochable. Más que en ningún otro momento de nuestra vida es a esa edad cuando se juega nuestro destino, cuando se elige (o nos eligen) un camino. Cada mirada, cada rechazo o maltrato, cada caricia o abrazo es una marca, una huella de la que es casi imposible desviarse en el futuro. Digámoslo: si uno va a ser un paria, a los 12 años YA ES un paria y no, NO hay vuelta que darle. De la misma manera los dos jovenes protagonistas asumen (no sin dolor) su condición y encuentran su propio paraíso perdido en medio de la noche blanca de un hostil pueblito de Europa. Dicho escenario, propicio para una fotografia impactante y contemplativa, es prueba irrefutable de que se puede hacer cine de género entretenido y, al mismo tiempo, profundamente expresivo, reflexivo y personal. Cine con una marca de autor que creíamos olvidada (y enterrada) desde los grandes filmes de género de la década del 70.

En un mundo donde el desprecio al Otro, al diferente es, por momentos, tan salvaje e irracional que asusta, donde esa irracionalidad funciona como causa y efecto de un miedo insensato y primitivo, reflexionar sobre esta historia (sobre lo que nos interpela al mostrar la intolerancia, no ya de adultos, sino de jovenes con insólitos niveles de odio y violencia, niveles tan reales que no se los puede considerar solo fantasías de una ficción pesadillesca) se vuelve fatalmente esencial y tristemente obligatorio.

PD: la última escena de la película es tan buena y está tan bien resuelta que me animo a decir que es la mejor escena final de la década. Epa!!! Me zarpé? Veanla y después me cuentan.

7 Comentarios:

A la/s 5:51 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

la vere, seguro porque el tema de la vampirizacion me apasioan sobremanera creo so, que el 99% de las veces el tema queda en un chapucero mal actor con colmillos de palstico y algun crucifijo, pero a mi me parece que le tema de la vampirizacion, es el tema de la influencia y esto tienne tantas capacidades de estudio increibles, siempre desprecie como se desperdicia tanto un tema tan importante ocn el clche del simbolo de dracula, si lo pensamos bien hasta el Fausto de GOethe podria pasar por una de vampiros,siempre pense en escirbir algun guion o sinopsis con este tema de la influencia pero sin la imagineria barata sino como actua realmente en las familias,en las constumbres, en la cultura y en las instituciones en general...¿No hay mucho "vampirismo" en Herzog y Fassbinder acaso?


Don.

 
A la/s 6:09 p. m., Anonymous Dosto dijo...

Don, es verdad que el tema de la vampirizacion da para mucho mas de lo que Hollywood nos hace creer. Aca hay una muestra y es verdad que este tema puede atravesar muchas obras que no tienen el tema tan explicitamente. De Fassbinder y Herzog no puedo hablar porque no vi mucho. Es una deuda pendiente.

 
A la/s 3:41 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

No he visto el film del cual hablás Dosto, y suena muy interesante. El tema es que ando con una conexión a internet muy pobre y no puedo conseguir films, así que, la veré en otra ocasión.
Un placer encontrar tantos nuevos posts! ;)

Ray.

 
A la/s 3:43 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

pd: grosso Don lo que decis del vampirismo en herzog y fassbinder. Yo veo adaptaciones "vampirescas" hasta en el caso de haneke y de bresson, en general directores que producen una rutpura en cuanto a interpretaciones y atmósferas.

saludos!

 
A la/s 1:32 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Bresson para mi es el mas grande, por haber investigado y por haberse rebelado a los medios heredados,y por haberlos denunciados como corruptos (teatro fotografiado)siempre recomiendo "Notas sobre el cinematografo" no solo es una clase magistral de cinematografo en cuanto a la tecnica,sino en lo magistral de la forma de exponerlo en aforismos que se desprenden directamente de su experiencia como realizador que los acercan a sabios haikus por su sencillez y claridad.
Bresson es para mi, debo confesarlo, ese tipo de influencias que te agarran en el momento justo y te desbaratan la existencia, quizas algo similar me ha pasado con Nietzsche, muchas veces es tan fuerte la luz que este tipo de artistas pensadores aportan que lo dejan a uno encandilado y nos paralizan en la propia concretización, de hecho creo que no filmé mas por esta influencia.
Y Haneke me parece uno de los "nuevos" directores actuales mas interesantes.EM pasa algo extraño con el cine no me lo puedo tomar muy en serio porque me lleva directamente al problema de la realización personal y me deprime, asi que lo tomo como entretenimiento pasajero.

Pd; ¿vieron la de Herzog de los osos no? es increíble,quiero ver la de la antartida de el y seguro invertire en el libro sobre la experiencia de rodaje durante Fitzcarraldo.


Saludos.Don.

 
A la/s 5:54 p. m., Anonymous Dosto dijo...

Don, te recomiendo que entres al blog al que hice referencia en el posteo (Cine fabian iriarte) ya que hay una critica del film de Herzog de la antartida y ademas Fabian es un fanatico de Herzog. Creo que te puede interesar.

Saludos,

 
A la/s 6:45 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Si, el otro día entré no llegué a leer lo de Herzog, volveré a chequearla...

salutes.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal